“Con el debido respeto Señor, creo que éste va a ser nuestro mejor momento.”

Los más cinéfilos habrán reconocido la famosa frase del título del artículo. En uno de los momentos más difíciles de la odisea del Apollo 13, el Jefe de los ingenieros en la sala de control reconoce en voz alta que se enfrentan a los que van a ser los momentos más duros para la historia de la NASA, a lo que el ingeniero interpretado por el gran Ed Harris responde: “Con el debido respeto Señor, creo que éste va a ser nuestro mejor momento“, una de las frases más míticas de la película junto al archiconocido “Houston, tenemos un problema”.

.

Os preguntaréis qué tiene que ver esta película con las inversiones y los Mercados financieros. Pues bien, como sabréis es habitual que los gestores de fondos y cuentas gestionadas redacten newsletters y notas a los inversores en los peores momentos de los Mercados. En ellas suelen informar de su visión de la situación de crisis, tratan de justificar las pérdidas, razonan sus estrategias reafirmandose en ellas o bien dando golpes de timón, etc. Todo ello para intentar tranquilizar a los inversores, tratando así de evitar que éstos les retiren su confianza -y dinero- de sus gestoras. Esas comunicaciones abundan y casi son obligadas para cualquier gestor que se precie, puesto que en momentos difíciles es cuando más hay que estrechar la relación entre gestores e inversores.

.

Pero esta vez nos ha llamado la atención la carta que ha redactado una de las gestoras que forman parte del grupo de fondos y asset managers cuya due diligence estamos en estos momentos realizando en Cluster Family Office, la identidad de la cual nos permitiréis que reservemos para nuestros Clientes. Lo curioso de dicha carta, cuyo título es la citada frase de Apollo 13, es que no va dirigida a sus inversores, como sería de esperar, sino a los directivos de las empresas en las que están invertidas. Este hecho lo consideramos extraordinario, puesto que no es en absoluto habitual dirigirse públicamente a ellos en momentos de crisis bursátil, ni mucho menos hacerlo en los términos que a continuación os traducimos de la carta original:

“Con el debido respeto Señor, creo que éste va a ser nuestro mejor momento.”

Querido Partner,

Todos estamos atravesando momentos muy complicados, tanto en la área sanitaria, la social como en la económica. Es cierto que nosotros no estamos “dentro de vuestra empresa” y somos conscientes de nuestras limitaciones, pero creemos que nuestra visión y percepción de la situación puede aportaros algo. Nuestra compañía gestiona activos de inversores largoplacistas de todos los continentes, con un elevado sentido de servicio fiduciario y excelencia. Hemos mantenido 483 reuniones online en las pasadas semanas con empresas nacionales y extranjeras, siempre en busca de un mejor conocimiento de las perspectivas de sus negocios en el entorno actual. Si  en vuestra empresa necesitáis cualquier contacto con cualquier compañía con las que tenemos relación, no dudéis en decírnoslo, estaremos encantados de ayudar. En estos momentos, quizá una visión desde 30.000 pies, de un equipo que está estudiando diversos casos y negocios internacionales, pueda seros útil. Además, como inversores y socios de vuestro negocio nos gustaría deciros lo siguiente:

.

  1. La prioridad número uno en estos momentos es garantizar la salud de vuestros equipos profesionales y de los miembros de vuestras familias. El estrés emocional al que todos estáis sometidos es enorme, y estar a disposición del personal y de sus familias en estos momentos es extremadamente importante. Sed transparentes, la empatía tiene un largo recorrido y refuerza el sentido y la misión de cada empleado.
  2. Respecto a los próximos trimestres, todos los directivos de las empresas, propietarios e inversores tienen incertidumbres y preguntas. No estáis solos. La visibilidad para este año es muy baja. La liquidez es el rey. Todos sabemos que la economía se debilitará debido al aumento del desempleo. No obstante, no pensamos que toda vaya a ser diferente. Siempre habrá demanda de buenos servicios y productos a buen precio. Las principales necesidades de los consumidores seguirán siendo las mismas. No hay que entrar en pánico ni tomar decisiones poco meditadas.
  3. Las mayores crisis suelen precipitar la innovación. Las tendencias que ya existían se acelerarán. Estamos observando algunas empresas que se están adaptando más ágilmente al comercio online y están creando herramientas digitales para sus negocios. Nos entusiasma la capacidad adaptativa e innovadora de las compañías y los emprendedores de nuestro país. Os podemos ofrecer ejemplos prácticos de dentro y fuera de nuestras fronteras.
  4. Son momentos en los que es interesante replantearse los costes estructurales. Pero no olvidéis que las personas son vuestro principal activo. No queremos ser proselitistas, pero recordad el tiempo y esfuerzo que os costó encontrar y formar a vuestros profesionales. Si es posible, no perdáis vuestro alto potencial y no recortéis la retribución de las piezas clave de vuestra empresa. Y si lo hacéis, recordad que la cúpula directiva también debe aplicarse proporcionalmente los mismos recortes.
  5. En momentos difíciles como este, el márketing y las prácticas de responsabilidad social, medioambiental y de gobierno corporativo (ESG) pueden parecer superfluas. Obviamente, puede ser comprensible para empresas que luchan por mantenerse a flote. No obstante, creemos que las prácticas ESG son más importantes si cabe en estos momentos. Consumidores, inversores y profesionales priorizarán aún más las empresas que cuidan las prácticas medioambientales, sociales y el buen gobierno corporativo. Por tanto, no olvidéis a vuestros accionistas. La manera en la que tratéis a vuestros proveedores, clientes, empleados, medioambiente y la comunidad que os rodea, será recordada durante mucho tiempo. El viejo dicho “trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti”, nunca fue tan relevante.
  6. Si es posible, no os debéis centrar solo en una posición empresarial defensiva, sino que también es momento de pasar a la ofensiva, puesto que pueden haber oportunidades excelentes ahí afuera. Esa empresa que siempre habéis querido adquirir, o ese profesional que siempre quisisteis fichar pueden estar ahora més abiertos a hablar y a escuchar vuestras ofertas.
  7. Mantened la concentración. En tiempos como los que estamos viviendo, la ansiedad nos hace querer actuar de manera precipitada. Escuchad a todos, pero no cambiéis demasiado ni agobiéis a vuestro equipo con nuevas e innecesarias peticiones. Los miembros del consejo de administración suelen requerir muchas cosas y aportar pocas sugerencias en momentos como este. Mantened el rigor.
  8. Por último, nos gustaría recalcar nuestra visión largoplacista. No sacrifiquéis el largo plazo para satisfacer a los inversores a corto plazo.

Hay una escena en la película Apollo 13 que merece la pena recordar. La misión pasa por un momento muy difícil. El “jefe” dice a sus ingenieros: “This will be Nasa’s worst moment”, y uno de los ingenieros (Ed Harris) responde: “With all due respect sir, I believe this will be our finest hour!”. Momentos como éste definen a los grandes líderes.

Buena suerte! Cuidaros mucho y recordad las instrucciones que dan en caso de emergencia en todos los vuelos: Pongase primero su mascarilla de oxígeno y después ayude a hacerlo a las personas que se sientan a su lado. Si vosotros no estáis bien, será más difícil que cuidéis de vuestras familias y de vuestros equipos.

.

Podéis contar con nosotros. Un abrazo.

No está mal, ¿verdad? Lamentablemente no todas las gestoras de fondos tienen una visión tan largoplacista y protectora de los buenos negocios. La mayoría tan solo buscan no quedar en evidencia frente a sus índices de referencia, tarea en la cual fracasan más del 90%. Encontraréis infinidad de artículos y estudios estadísticos sobre la ineficacia de la mayoría de gestores activos a poco que googleéis (aquí, aquí o aquí). Pero no es imposible encontrar gestores activos que justifiquen sus comisiones superando a sus índices de manera contundente y sostenida en el tiempo, sobre todo si eliminamos la barrera del 10% de fondos comercializables en España y podemos invertir libremente en el 100% de fondos existentes en todo el planeta, como ya hemos explicado aquí o aquí.

.

Tanto si somos empresarios, autónomos o empleados, todos podemos ser buenos inversores en momentos tan complicados como éstos. Solo bastan simples consejos que, por otra parte son muy difíciles de seguir. Comprar cuando los demás venden, y vender cuando los demás compran. Y hacerlo de la mejor manera posible, superando a los índices, como hacen desde hace más de 14 años los gestores que han escrito esta nota.

,

Ahora, y desde hace ya un par de meses, toca comprar y no vender, al menos hasta que el limpiabotas, el ascensorista y el vecino del 5º 2ª vuelva a presumir de sus inversiones en bolsa y, por supuesto, estén vacunados.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies