El chiste sin gracia de Rodrigo Rato

Actualidad
El flamante nuevo presidente de Bankia, Rodrigo Rato, intervino el el XVIII Encuentro del Sector Financiero en el que hizo un chascarrillo que además de desafortunado, no tiene ninguna gracia. La comparación económica de los europeos es odiosa, y con una mano fustigamos a aquellos que hablan de la periferia de la UE en términos de PIGS, mientras que con la otra los presidentes de bancos españoles recuerdan en público el viejo chiste de “…van un alemán, un inglés, un francés y un español en un avión…” El chiste recordado por Rodrigo Rato lo podéis ver en el siguiente enlace.
Pues bien, lo que para el señor Rato es una situación envidiable que haría que los ingleses, italianos o franceses se tirasen gustosamente en paracaídas en España para disfrutar de nuestras condiciones financieras de activo y pasivo, a nadie se le escapa que no es más que una distorsión fruto de la precariedad del sistema financiero español. Pura desesperación para mantener a flote balances quebrados. Pero según el presidente del nuevo banco (reciclado con antiguas Cajas y sus residuos tóxicos), las benevolentes condiciones que ofrecen nuestros bancos son la envidia del resto de la Europa central. ¿A quién pretenden engañar? Bueno sí, ya sé, engañan a los ahorradores que les confían su dinero en toda clase de productos bancarios a cambio de intereses tentadores. Pero a quién más? Y es que su negocio se mantiene vivo por la confianza popular de la que, paradójica y sorprendentemente, aún gozan. Por ello, cualquier oportunidad, chascarrillo o intervención en medios de comunicación, es buena para repetir el único mantra que los mantiene a flote: El sistema financiero español no está en quiebra, los inmuebles ya no bajarán más y toda una retahíla de consabidas mentiras.
Siguiendo con el absurdo razonamiento de Rato, los paracaidistas europeos deberían preferir tirarse en Portugal o en Grecia (o quién sabe si también en cualquier república bananera hiperinflacionada), que lanzarse en España. Pero la realidad, la triste y cruda realidad es que es el español (o el resto de PIGS), el que debería saltar de un avión en el que sencillamente su economía no le permite volar. Eso sí, hasta el momento los paracaídas para todos ellos los está suministrando el alemán, el francés, el italiano…. Qué mundo Facundo!

 

P.D. Ahí va otro que twitteamos hace un par de días para sonreír antes del fin de semana, esta vez de un cómico de verdad, Buenafuente: Se abre el telón y se ve un griego, un irlandés y un portugués…
…empeñan el telón 🙂

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies