Mátrix y los brotes verdes.

Algunos dirán que la recuperación de la economía española es un hecho, y que decir lo contrario es de agoreros, antipatriotas o algo peor. Además, los Mercados avalan momentáneamente esa solvencia de la economía española. Sí, esos mismos Mercados esquizofrénicos, ineficientes y bipolares de los que los buenos inversores saben aprovecharse a largo plazo. Y es que el Mátrix en el que vivimos, está cotizando activos como la deuda española a precios de cuando los Porsches Cayenne y los Audis inundaban las ciudades españolas, en los tiempos en los que sobraba trabajo y crédito, y faltaban trabajadores. La noticia es nada menos que el bono a 10 años español está cotizando con una mísera rentabilidad del 3,39%, superando récords del año 2006!

Pero para que os hagáis una idea de la irracionalidad en la que los Mercados parecen instalados, a continuación os comparamos algunas cifras macro de la economía española en 2006 y los estimados de 2013, que resultan incontestables:

PIB 2006=1,24B vs PIB 2013=1,01B. 

Deuda 2006=39,7% PIB vs Deuda 2013=96,8% PIB.

Superávit público 2006=2,40% vs Déficit público 2013=-7,25%

Y sin embargo los intereses Bono a 10 años acaban de igualar el 3,39% de 2006. ¿Cómo es posible que los Mercados coticen el riesgo del bono español al mismo nivel con una economía muchísimo más insolvente? Pues distorsiones de Bancos Centrales aparte (que afectan por igual a Grecia que a Alemania, dicho sea de paso), el resto es pura ineficiencia de los Mercados a la hora de valorar el riesgo de impago del Reino de España, fomentada por la manipulación política y mediática. Y lo mismo podría decirse de los bonos del resto de la periferia europea o incluso Francia, que cotizan a tipos de risa respecto a las capacidades de sus economías para devolver la deuda, que les desborda. La mismísima Grecia, con un probable default a la vista, en este mismo mes de Agosto, está pagando por su bono a 10 años menos de un 7%!

La pregunta del millón es si esta situación es pura magia sistémica, si vivimos en Mátrix o dónde c… está la bolita del trilero. Y hasta cuando va a durar esa distorsión del riesgo/retorno tan brutal que se esté produciendo. Y la respuesta es que entre poco y no mucho, ya que en algún momento los Mercados chocarán de nuevo contra la tozuda realidad económica de países insolventes que todavía sufren persistentes déficits públicos y recesiones, o sea que cada año que pasa son más insolventes que el anterior. Por tanto el riesgo intrínseco de comprar deuda de países en situaciones de insolvencia como los de la periferia, es mucho más elevado que el retorno que ofrecen al precio actual.

El final de la historia bien podrá ser una mezcla de reestructuración (default) de deuda periférica junto con una confiscación extraordinaria de la riqueza de los ciudadanos implicados en las correspondientes insolvencias, como ya hemos advertido en diversas ocasiones. Todo para rebajar la deuda a niveles “aceptables” -por debajo del 80 o 90%%-, lo cual permita un nuevo endeudamiento para conseguir arrancar el motor -aquí me viene a la mente la famosa frase de Luis Moya…- Es decir un reset, con mayor o menor probabilidad de éxito, a costa de los ciudadanos y los inversores más incautos y menos previsores, lo cual hasta cierto punto no deja de tener un atisbo de justicia.

Pero no todo van a ser malas noticias. Para acabar, un brillo de esperanza para la economía española: El aumento interanual en el mes de Febrero de los cotizantes a la SS. Esta es la primera señal realmente positiva de los últimos años. No obstante, para poder decir que realmente es significativo, debe consolidarse este aumento de cotizantes a lo largo de los próximos meses y años. Si eso ocurre, habremos conseguido que nuestra creciente insolvencia se desacelere. Pero nada más, ya que aún estamos lejos de que nuestro PIB crezca con suficiente vigor como para evitar que un previsible repunte de la prima de riesgo, aumente nuestro déficit público, absorbiendo este primer brote verde de cotizantes y mucho más. Por tanto, brote verde, sí, pero sólo para desacelerar nuestra espiral de insolvencia, digan lo que digan los Mercados de Mátrix.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies