Abróchense los cinturones de seguridad…

Es obvio que la irrupción de Trump en el escenario mundial cambia las reglas de juego en las que bancos centrales y euroburócratas nos habían aletargado. Y su acceso a la presidencia coincide en el tiempo con otros puntos de inflexión que por sí sólos ya merecerían centrar nuestra atención como inversores. Así, Trump potencia y acelera procesos como el Brexit, la subida de tipos del USD y la consiguiente venta de deuda soberana norteamericana, con las consecuencias que ello implica para las reservas monetarias de las mayores potencias mundiales.

.

Y si por si fuera poco, detrás de Trump está Steve Bannon, que deja la vehemencia de Trump a la altura del betún. El cargo creado ad hoc para Bannon, Estratega en Jefe, le confiere un carácter de hombre fuerte, fortísimo en el entorno del Presidente. No en balde inicialmente debía ser nombrado Chief of Staff, el cargo más influyente de la Casa Blanca, pero por presiones del partido republicano se acabó descartando Bannon en favor de Priebus.

.

Pues bien, dicho Steve Bannon, contradiciendo la versión oficial del Vice-Presidente Pence, comentó con el embajador alemán en Washington la necesidad de potenciar la relación bilateral Alemania-USA obviando la interlocución europea. Fuentes de Reuters filtraron el contenido de estas conversaciones y aseguran que Bannon y el embajador alemán hablaron de la UE como una construcción fallida y con muy poco futuro. Huelga decir que esta visión coincide totalmente con la del Ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble.

.

Por otra parte, Trump y Bannon potenciarán el Brexit hasta puntos impensables hasta hoy. Y aprovechando la excelente relación del Presidente norteamericano con la familia Real británica, se está planteando incluso la posibilidad de que los USA se unan a la Commonwealth. Un espaldarazo jamás visto a esta unión de Estados que en su mayoría formaron parte del Imperio Británico en el pasado. Y por supuesto, una puntilla para la moribunda UE, que está llevando la pre-negociación del Brexit al terreno de la amenaza y la hostilidad, quizá de manera poco estratégica.

.

Y en medio de este panorama, las subidas de tipos usd en puertas ya están generando ventas masivas de Treasuries por parte de bancos centrales que hasta hoy habían acumulado cantidades ingentes de ellos. Un cambio de escenario radical respecto a la última década. Y de consecuencias imprevisibles, sobre todo si tenemos en cuenta que uno de los mayores tenedores de deuda soberana norteamericana es el China. Sí, el mismo gigante (entre otros muchos) al que Trump pretende declarar una guerra comercial más que temeraria. Sobre todo pensando en que los chinos tienen el poder de abrir o cerrar el grifo de sus masivas reservas de Treasuries según las necesidades estratégicas de tipos de cambio USD/RMB o las amenazas políticas que a buen seguro veremos en los próximos meses.

.

Además, en Mayo puede detonarse otra bomba política nuclear y Le Pen puede llegar al poder. Una probabilidad mucho mayor de la que parecen descontar los mercados más visibles (bolsa y bonos), al menos así lo vaticinan hoy mismo desde Bloomberg: “If tail risks are to be believed, the risk of Frexit is larger than what is currently assumed“. Y sin olvidar que Alemania también va a tener en los próximos meses elecciones imprevisibles. Abróchense los cinturones y tomen medidas de seguridad. Especialmente aquellos inversores que creen que la Eurozona seguirá siendo la Eurozona, y los que confían que los euros de su cuenta corriente seguirán teniendo el mismo valor que los de los alemanes.

 

 

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies